Hace 18 años me convertí en mamá. De todas las posibles vidas alternativas que podría haber tenido, no se me ocurre ninguna en la que no fuera madre. Y aunque haga honor a mi nombre y suene a la más Susanita (según Mafalda), Edu y mis hijos son lo mejor de mi vida!



Hace 18 años venía a este mundo nuestra hija Aitana. Llegaba temprano, casi un mes y medio antes, así de una, sin mucho aviso previo. Yo no había hecho ni clases de parto ni había preparado el bolso. Y a pesar de que después, pensándolo en frío, me di cuenta de que me podría haber puesto nerviosa y con razón, cuando me enteré de que Aiti venía, así prematura y chiquita, estaba totalmente tranquila y convencida de que todo iba a estar bien. Y así fue! Aunque pesaba 1.970 k, encaró este mundo como la mejor!



Tener un bebé te da vuelta la vida! De una manera que es MÁS, en todos los sentidos posibles! Por momentos es más angustiante y desesperante de lo que pensabas que iba a ser. Pero ciertamente la felicidad es infinitamente mayor que todas las felicidades del mundo que te puedas imaginar! 



Es una hermosa persona, en todos los sentidos posibles. Inteligente emprendedora, creativa, solidaria. Me llena de orgullo a más no poder. Adoro verla planificando y relizando un video clip con sus amigos y compañeros de clase, componiendo y cantando una canción con Agus (su novio)o con toda la banda (aguanten las pantuflas cósmicas!!!), persiguiendo y alcanzando sueños. ♥



Te amo hija, gracias por estos 18 años juntas! Te deseo toda la felicidad de este mundo!!!




P.D Podría haber puesto mil fotos más, seguro que faltan un montón que son hermosas! 

0 comentarios

  1. Lindo y emotivo post Su! Tenemos varias cosas en común, yo también tengo un Edu y dos chicos. También fui y soy Susanita. Las Susanitas con Edus y chicos que nos alegran la vida somos muy afortunadas, chin chin por éso!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *